Mazorcas encurtidas caseras

Las mazorcas encurtidas son ideales para tomar como aperitivo o como complemento con las ensaladas. Igualmente, son muy fáciles de elaborar en casa y se pueden hacer siguiendo los siguientes pasos:

Poner una olla a fuego medio alto y echar dos tazas de vinagre, seis cucharaditas de sal, tres cucharaditas de azúcar y tres tazas de agua.

Darle vueltas a toda la mezcla con una cuchara de madera hasta que el agua comience a hervir.

Echar la mezcla en cuatro frascos de conserva y repartir el resto de ingredientes equitativamente. Esto es dos jalapeños cortados en rodajas, una cebolla roja cortada en juliana, una taza de hojas de cilantro, una taza de zumo de limón, una cucharadita de pimienta negra y diez mazorcas pequeñas de maíz dulce.

A continuación, rellenar cada frasco con el líquido caliente y remover un poco cada uno para que salgan las burbujas de aire antes de cerrar.

Tapar los frascos y dejar enfriar a temperatura ambiente y, después, meterlo en el frigorífico. Las mazorcas deberán consumirse antes de que pase una semana.

Estos alimentos son un excelente snack para dar a los niños y a los mayores, sobre todo si están tomando antibióticos porque los encurtidos, en general, suelen ser un gran aliado contra las bacterias.

Esta receta se ha elaborado con vinagre pero, si no es del agrado puede cambiarse por sal, que también es un excelente conservante para elaborar mazorcas encurtidas, gracias a la reacción química que se producen por la fermentación de los hidratos de carbono. Si necesitas más información, no dudes en visitar nuestro catálogo y ponte en contacto con nosotros si necesitas más información.

Comments ()

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.